¿Qué es lo que has venido a hacer aquí?

¿Qué es lo que has venido a hacer aquí?
He venido
a besar tus labios con mis ojos,
a dejar en tu cuerpo mis caricias,
a rezar a un dios estupendo y lleno de vida,
a respirar el aliento mismo de la creación,
pero sobre todo,
por siempre y para siempre,
a amarte, hermano mío,
amarte y no dejarte de amar,
nunca más dejarte de amar.
(Francisco J. Francisco Carrera, "Luna de Agosto")

domingo, 2 de marzo de 2014

Martes off-line hasta julio - Sobre mi vida minimalista (ii)

Casi sin darme cuenta, llevo una larga temporada pegado a diversas pantallas, y esto es así a diario. Tablets, smartphones, ordenadores portátiles y de sobremesa, you name it, ando tan rodeado de tecnología que no dejo de consultar mis correos, las redes sociales, blogs, etc.

Ha sido paulatino pero también bastante vertiginoso. Nací a principios de los 70 y el mundo entonces, como decía el poeta, era una hermosa madrugada que quería compartir contigo. Ahora en serio, el mundo de entonces, analógico y casi en blanco y negro, era más lento, más cara a cara y sobre todo denso y físico. Vamos ahora en pos de los impoluto, lo vertiginoso y lo espantósamente aséptico. Nos estamos digitalizando, como la serie inglesa Black Mirror nos ha ido enseñando en algunos episodios. Ahora, en el 2014, veo que cada vez usamos más interfaces digitales para nuestras relaciones y empezamos a dar por sentado esa "conexión" absoluta a internet.

Por esto, por esa casi "obligación" de estar on-line 24 horas al día 365 días al año, y siguiendo con mis experimentos minimalistas,  he decidido coger un día de la semana en que no voy a consultar internet (el martes, para ser preciso). Seguiré usando el ordenador porque mi trabajo se fundamenta en él (preparar clases o escribir artículos) pero nada de internet ni lo que eso conlleva, nada de e-mails, redes sociales, blogguing y esas cosas que tanto me gustan.

Como con todos estos experimentos, estoy encantado. Salir de la zona de confort es lo mejor que podemos hacer estos días en que intentan aborregarnos cosa mala, ¿no os parece?

Nada más por hoy, la verdad es que los fines de semana no suelo abusar mucho del mundo virtual, es un buen momento para leer libros (en formato papel, para variar), meditar y dedicarme a darle besos a mi mujer y a mi perro.

Un beso enorme para tod@s, guap@, y gracias por leer esta entrada.

jueves, 30 de enero de 2014

Un año sin compras... (o casi) - Sobre mi vida minimalista (i)

Inicio este 2014 con uno de mis experimentos..., el año pasado probé a hacerme vegetariano (y funcionó tanto que sigo siéndolo) y el anterior intenté escuchar un número reducido de grupos musicales (ahí fallé, la verdad).
En mi camino hacia una vida más y más minimalista (más basada en el menos que en el más :)) he decidido que en 2014 no voy a comprar nada, nada que no necesite de manera urgente. Esto eliminina que no comparé ropa, libros, discos, you name it. Si necesito unos gayumbos nuevos, no os asustéis, los compraré y no iré con los flobolobolos al aire, promise, take my word for it.
Al finalizar el año os contaré qué tal ha ido todo.
Esta es, por cierto, una de varias entradas sobre un estilo de vida minimalista, si alguien se anima a escribir sobre esto me gustaría que lo hiciera en mi blog como escritor invitado, así que ya sabéis, si os animáis a compartir alguna entrada aquí podéis hacerlo enviándome un correo a franjosefran@hotmail.com

Nada más por hoy, lind@s.
Os quiero.
Y mucho.
¡¡¡¡Muacks!!!!

domingo, 26 de enero de 2014

Breve poema de domingo

tus labios
de silencio

besaron

la mañana

floreció entonces
cada rincón
de nuestro cuarto

y así

los cuerpos
fueron almas
y la almas

fuego eterno

sábado, 18 de enero de 2014

...y nos amamos sin más...

En estos días vuelvo a escribir poesía o acaso la poesía vuelve a arrancarme de mis obligaciones docentes e investigadoras para ser fiel a mi primera naturaleza. Esperaba compartir este finde uno de mis poemas mitológicos, la historia del poeta Arión, pero esos poemas suelen ser largos y complejos de escribir además de requerir trabajo de documentación así que hoy mejor uno de mis últimos experimentos, más líricos y nada, o poco, narrativos. Espero que os guste, lind@s!!!!! Besotes.

…y nos amamos sin más…
por Francisco J. Francisco Carrera

la boca
rozó el cuerpo
y convirtió
la carne
en roca
fría
pero el beso
abrió
la roca
la boca
el cuerpo
y la sangre
fluyó
como un sol
derramado
sobre los labios
del viento
esperando
la tempestad

y lo llamamos
amor
y nos amamos

sin más


sábado, 11 de enero de 2014

La poesía, otra vez...

He empezado un nuevo libro de poemas, un intento más de recoger los frutos que recolecto en mis sesiones de silencio..., esta vez buscando una línea clara y sintética, una poesía de minúsculas, vacíos y formas vagas y difusas... Este es el poema que abre el poemario:

buscar

la palabra
mínima

detrás

de un manto
blanco

de silencio:

esa es mi
voluntad y

la esperanza
que alienta

este viaje
de palabras


Creo que no seré capaz este año de escribir nada más que este poemario y seguir con mi ciclo de la Medusa, en mi vida he estado tan "pausado" y silencioso.

Pero al tiempo...

Os quiero.

Y os quiero mucho.

Namaste.

viernes, 20 de diciembre de 2013

VOLVERNOS A ENCONTRAR

...desde tus labios
hasta mis labios
existe un sortilegio
de luz

que nada ni nadie
puede oscurecer,
desde tu alma
a mi alma
existe un puente

de plata
que podemos cruzar
eternamente
para separarnos
de nuevo

porque la belleza
del amor
está en que
una y otra vez
seamos capaces

de, vida tras vida
tras vida,
volvernos a
encontrar...

sábado, 14 de diciembre de 2013

MI PRIMER AÑO COMO VEGETARIANO...

...bueno, como ovolácteovegetariano, para ser más preciso. Sí, un añito ya desde que di el paso. Y tan feliz, oye, como las perdices que ya no como (bueno, no es que haya comido muchas en mi vida, la verdad...).

Primero un poco de historia. Lo cierto es que desde que me independicé, y eso empezó como hace casi 20 años cuando me fui a vivir a Dublín, casi de manera natural dejé de tomar carne o pescado cuando comía solo. Solamente cuando compartía mis comidas o cuando comía fuera con gente acababa comiendo carne o pescado, por rutina, por pereza, yo qué sé... Y así he estado muchos, pero muchos años. Desde que empecé a vivir con Raquel me di más y más cuenta de que, cuando hacía yo la comida, nunca usaba carne o pescado, era algo natural, involuntario diría pero claro, al compartir mi vida con otra persona, una carnívora maravillosa, dicho sea de paso, comprendí que quería ser vegetariano. Así que tocaba salir del armario, que ya era hora, y reconocer ante el mundo mi "vegetarianeidad". Y eso en Soria, bueno, en muchas partes de España, es bastante chungo, dicho sea de paso.

Pero a lo que voy, al año he de reconocer que mi decisión ha sido todo un acierto. Y solamente me he vuelto carnívoro en Valencia este agosto, porque el sushi y el sashimi me pierden (el japonés que llevo dentro, ay, que es muy samurái él). Lo cierto es que no pasa nada, no soy fundamentalista en nada, llevo años y años soltando mi "funda" mental y pocas cosas me hacen ir hacia posiciones totalmente rígidas (aunque mantengo unas poquitas convicciones inamovibles, me imagino que lo hacemos todos para no desaparecer por completo en esta espiral del luz que es la vida en la sombra del mundo).

¿Han cambiado cosas? Sí y no. La mayoría de la gente con la que me muevo come carne y pescado y me parece perfecto, es obvio, y la verdad es que estoy ya acostumbrado a que algunas personas me miren con extrañeza al decir en un bar, por ejemplo, que no puedo tomar ninguna tapa de las que me ofrecen porque soy vegetariano. Soy feliz así, con lo que haya, respetando mi opción y disfrutando de mi gente, coma carne, pescado, piedra pómez o chupen cantos rodados.

Y si me preguntas si creo que debes hacerte vegetariano ten por seguro lo que voy a contestarte: que no tengo ni idea, que cada uno interpreta la melodía de la vida como quiere y puede, nada más.

Os dejo con un vídeo molongui: VEGETARIANA DE MI CORAZÓN



Bueno domingo, querid@!!!!!! Besos y muchos!!!!!