¿Qué es lo que has venido a hacer aquí?

¿Qué es lo que has venido a hacer aquí?
He venido
a besar tus labios con mis ojos,
a dejar en tu cuerpo mis caricias,
a rezar a un dios estupendo y lleno de vida,
a respirar el aliento mismo de la creación,
pero sobre todo,
por siempre y para siempre,
a amarte, hermano mío,
amarte y no dejarte de amar,
nunca más dejarte de amar.
(Francisco J. Francisco Carrera, "Luna de Agosto")

jueves, 30 de julio de 2015

OTRA TIERRA, OTRAS VIDAS

Soñaste con sus labios
y sus labios florecieron.
Luego, más confiado
por tu éxito,
dibujaste las líneas
preciosas de su cuerpo
y su cuerpo, luminoso,
floreció.

Con el calor del alcohol
recorriendo tu esperanza
te acercaste para ver
si era real o una quimera
pues la luz engañosa
del disco bar perdía
las formas y las tornaba
humo, deseo y agonía.

Ella, mientras tanto,
había hecho florecer
otros labios,
otro cuerpo,
y ese cuerpo,
esos labios
tuvieron mejor suerte.

Así,
jodido,
restregando
tu dignidad
en el barro oscuro
de tu impotencia
y lamiendo tus
heridas
te fuiste para casa
sintiendo como tu
sexo palpitaba
y tu corazón dolía
hasta casi reventar.

No lloraste.
Para qué.
Pero supiste que volverías
a soñar sus labios
y a dibujar las líneas de su cuerpo
y que alguna vez,
seguro,
tendrías suerte,
acaso el próximo sábado,
acaso el verano en la piscina,
acaso, sólo acaso,
en otra tierra,
en otras vidas.

sábado, 11 de julio de 2015

JANO BIFRONTE

Por Francisco J. Francisco

Como el mar
recorriste el horizonte.

Fuiste una palabra,
un sueño, tal vez
menos que eso,
tal vez la misma
nada.

Tan fugaz, tu rostro
formulaba silogismos
que tus labios
se encargaban de negar.

Un Marx alcoholizado
reescribe El Capital
con una sonrisa sardónica
y maléfica

mientras Descartes
espera encontrar en sueños
la lógica incomprensible
del amor.

Perdiste el miedo
leyendo a Schopenhauer.
recobraste tu heredad
en páginas del Rigveda.

Sólo tú y el horizonte,
sólo la música del camino,
el polvo y la arena
cubriendo tu rostro hasta el final.

Como el mar
te olvidaste de tu nombre.

miércoles, 3 de junio de 2015

dijiste

que la luz
no era la luz
que el alimento
no alimentaba
que el fuego
sólo ardía
si el amor
ya había
convertido
en ceniza
todo lo
que nos sobraba:

el odio
la angustia
la eterna guerra
que se oculta
en las palabras

dijiste

que desde ahora
sólo de labios
y de manos
habríamos
de alimentarnos,
que los cuerpos
sesgarían el tiempo
para que las formas
cedieran su paso
a la comunión
de las almas

y yo estuve de acuerdo
y te dije "sí" de nuevo
como aquella primera vez
en que nuestros ojos
recordaron que siempre
nos habíamos amado
sin siquiera conocernos

y te dije "sí"
para callar por fin
y no volver a decir
nada

nada que no fuera
cierto
nada que no fuera
necesario
nada que no mereciera,
en verdad,
la pena

(Francisco José Francisco-junio, 2015)


Thanks for being there, my dear friends, volveré en unos meses :)

domingo, 31 de mayo de 2015

SOY UN ENFERMO

Por Francisco José Francisco Carrera

Soy un enfermo
de angustia

Soy un enfermo
silencioso

que agoniza
tristemente

en cada esquina.
En cada esquina

agonizo silencioso
con la amargura

de unos labios
que, enfermos,

propagan vicio
y calentura.

Soy un enfermo
de amor,

enfermo de sexo,
infectado y para siempre

de las tinieblas
que reptan

tras el manantial
de tus caricias.

Y tengo hambre,
mucha hambre,

hambre de muerte
y hambre de vida,

pero sobre todo
hambre de ti,

de tus ojos de tus manos
de tus piernas de tu alma,

hambre de siglos,
hambre infinita.

Enfermo, sí,
pero orgulloso,

orgulloso, sí,
pero paciente.

He venido aquí
para enfermar

más todavía,
para que la fiebre

devore sin prisa
el tierno corazón

que al oscuro pecho
da cobijo.

El lecho nupcial
que nuestros

cuerpos erigieron
bajo la luz dorada

que fecundaba
cada instante

es hoy ya lecho enfermo
pero antes fue

la ciénaga primera,
fuego dadivoso e infernal.

Y así, contagiados de lujuria,
bebimos la sangre

derramada y dios
abrió los ojos,

para que un divino
animal corriera

por nuestras venas
gimiendo enloquecido

y pudiera atravesar,
absoluto y bello,


las praderas del mundo
en la mayor libertad.

viernes, 22 de mayo de 2015

Entre tú y yo

entre tú y yo
el fuego negro
el negro brillo
de un alma desgastada

entre tú y yo
la savia oculta
la oculta sed
de la luz inveterada

ente tú y yo
labios como
heridas que sangran
secretos por inventar

entre tú y yo
este silencio
que da paso
a las palabras

entre tú y yo
el dolor y la simiente
la magia negra
la negra espada

entre tú y yo
el mundo entero
entre tú y yo
la misma nada

domingo, 17 de mayo de 2015

...what it is...


This is one of the most wonderful poems I've ever read about beauty, truth, you name it..., I hope you enjoy it!!!!!!

Judy Grahn
They Say She Is Veild

They say she is veiled
and a mistery. That is
one way of looking.
Another
is that she is where
she has always been,
exactly in place,
and it is we,
we who are mystified,
we who are veiled
and without faces.

Uno de los poemas más maravillosos que he leído sobre la belleza, la verdad, como quieras llamarlo..., ¡¡¡¡¡espero que os guste!!!!!

Judy Grahn
Dicen que está oculta

Dicen que está oculta,
que es un misterio.
Es una manera de verlo.
Otra sería
que ella está donde
siempre ha estado,
justo en su lugar,
y somos nosotros,
nosotros los engañados,
nuestros ojos cubiertos,
nosotros los sin rostro.

(Traducción libre de Francisco J. Francisco)

viernes, 15 de mayo de 2015

el alma con el alma

vaciar
todo
y dejar
sólo
esta luz
los trinos
y el murmullo
del ordenador

sentir el alma
con el alma
saborear que
esto
también
es único
aunque se repita
desde siempre